Bienvenidos a Peregrinus, un espacio en el que encontrarse con el arte a través de hermosas fotografías. Todas las imágenes han sido tomadas por mí. Salgo de excursión siempre que puedo, visitando castillos, fortalezas, monasterios, palacios y museos, los lugares que más me gustan. Espero que este pequeño rincón os haga pasar un rato agradable. ¡Muchas gracias por vuestra visita!


En Albi: Palais de la Berbie

En la segunda mitad del siglo XIII, los obispos de Albi emprendieron la construcción del Palacio de la Berbie, en las proximidades de la catedral de Sainte-Cécile y de las riveras del río Tarn. Auténtica fortaleza, el palacio es testigo del antiguo poderío de los obispos de Albi. Esta arquitectura medieval, dotada de muros de altura y grosor extraordinarios, se organiza alrededor de un patio principal y del torreón. Los prelados que se sucedieron del Renacimiento al siglo XVIII lo transformaron y ampliaron en un palacio de recreo con salones de gala y jardines a la francesa. Situado en el corazón del centro histórico de la ciudad, el Palacio de la Berbie, declarado Monumento Histórico, constituye uno de los conjuntos episcopales mejor conservados de Francia. Actualmente alberga el museo Toulouse-Latrec. Se accede a sus instalaciones a través del patio de honor (Información extraída del Museo Toulouse-Lautrec).




















Ubicación geográfica


Visita: 04/06/2014

2 comentarios :

  1. Albi, una ciudad para mi mágica. Como siempre tus maravillosos reportajes fotográficos nos trasladan a esos espacios lejanos en el espacio y, a veces, en el tiempo. Que hermosa es Albi ! y qué bien nos la has mostrado. Un abrazo Beldz.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por tus comentarios, Ona! Lo mejor es que, en esta ocasión, no sólo contemplas unas simples fotografías. Las ves, y recuerdas tu paso por la ciudad. Además, ¿cómo no va a ser mágica Albi si vive allí el doble de Rufus Sewell? Que yo comería crêpes cada día, oye.

    ResponderEliminar