Bienvenidos a Peregrinus, un espacio en el que encontrarse con el arte a través de hermosas fotografías. Todas las imágenes han sido tomadas por mí. Salgo de excursión siempre que puedo, visitando castillos, fortalezas, monasterios, palacios y museos, los lugares que más me gustan. Espero que este pequeño rincón os haga pasar un rato agradable. ¡Muchas gracias por vuestra visita!


Toulouse: Convento de los Jacobinos

El Convento de los Jacobinos es un antiguo convento de la orden dominicana que se encuentra en el centro urbano de la ciudad francesa de Toulouse, a medio camino entre el Capitole y el río Garona. Está construido totalmente con ladrillos rojos, y constituye uno de los mejores exponentes de arquitectura languedociana. El edificio se organiza alrededor de un gran claustro, adornado con elegantes columnas de mármol y capiteles con motivos florales y animales. En torno al mismo se distinguen la sala capitular, la sacristía, la capilla de San Antonin (decorada con pinturas murales del siglo XIV) y el gran refectorio, sede habitual de exposiciones municipales.

La iglesia fue construida en cuatro etapas a partir de 1230, que se prolongarían a lo largo de los siglos XIII y XIV. Fue durante la tercera cuando se acometió la construcción de la bóveda de 22 metros de altura, soportada por una columna estrellada de once brazos conocida como La Palmera. El convento se vio gravemente afectado durante la Revolución francesa. En tiempos de Napoleón la iglesia fue confiada a los militares que establecieron en ella un cuartel de caballería y vertieron en su interior más de 5000 metros cúbicos de tierra para elevar el nivel del suelo. No fue hasta 1865 que el monumento dejó de ser posesión militar. El conjunto de los Jacobinos experimentó una larga restauración en el siglo pasado, comenzada en 1920 y terminada en 1972. Actualmente la iglesia ha recuperado su esplendor con una fachada exterior hecha íntegramente en ladrillo, símbolo de la ciudad de Toulouse (información extraída de la wikipedia).














Ubicación geográfica


Visita: 05/06/2014

4 comentarios :

  1. Increibles las tomas que conseguiste, Beldz... El convento es una maravilla arquitectónica, lástima que el interior esté algo descuidado... Aún así un remanso de paz y un centro para el espíritu en medio de una ciudad tan bulliciosa como Toulouse...

    ResponderEliminar
  2. ¡A veces el lugar es tan bonito que las fotos salen solas! A mí me encanta la del campanario con la luna, qué pasada. Es cierto que el interior de la iglesia estaba un poco descuidado, por la restauración, pero si se ponen las pilas y lo arreglan pronto... imagínate. Gracias por tu comentario, Ona :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta especialmente la penúltima foto, con las vidrieras, muy bonita!! También soy muy fan de los claustros, me parecen un remanso de paz muy propios para pasear, sentarse y descansar. Al menos debían serlo antes imagino, ahora si el sitio es muy turístico son un hervidero de gente xD

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que el interior estaba en restauración y me decepcionó bastante. Pero una vez terminen y lo limpien todo, será una iglesia de las que no se olvidan, sobre todo por esa cubierta en forma de palmera tan espectacular. ¡Y de acuerdo con lo de los claustros! Da igual como sean, si de dos pisos, con jardín o sin jardín, con capiteles decorados o lisos... Cada uno tiene algo mágico que me apasiona.

    ResponderEliminar