Bienvenidos a Peregrinus, un espacio en el que encontrarse con el arte a través de hermosas fotografías. Todas las imágenes han sido tomadas por mí. Salgo de excursión siempre que puedo, visitando castillos, fortalezas, monasterios, palacios y museos, los lugares que más me gustan. Espero que este pequeño rincón os haga pasar un rato agradable. ¡Muchas gracias por vuestra visita!


Foix, un pueblo hereje

El castillo de Foix se encuentra emplazado en el centro de Foix, ciudad a la que domina desde una altura de unos 60 metros, en la cima de una roca calcárea. Aunque es un importante centro de atracción turística de la ciudad de Foix y del departamento del Ariège, es conocido por ser uno de los principales lugares asociados al catarismo. Según la documentación conservada, la existencia del castillo como tal se atestigua ya en el año 987. En 1034, el castillo se convierte en sede del condado de Foix, jugando un importante papel en la historia militar medieval. Durante los dos siglos siguientes, el castillo protege no sólo a los condes sino también a las personalidades inspiradoras de la resistencia occitana durante la Cruzada contra los cátaros, y el condado se convierte en refugio privilegiado de los cátaros perseguidos.

El castillo, que sufre varios asedios en su historia, entre ellos los de Simón IV de Montfort (en 1211 y 1212), siempre resistió los asaltos bélicos, y únicamente fue conquistado en una ocasión, en 1486, debido a una traición acontecida con ocasión de combates entre dos ramas de la familia condal de Foix. Desde el siglo XIV, los condes de Foix, entre ellos Gastón III Febus (1343-1391) fueron abandonando progresivamente el castillo, debido a su falta de confortabilidad, en provecho del Palacio de los gobernadores (el actual tribunal) de la ciudad de Pau, la capital del vizcondado de Bearn. Hasta la Revolución francesa, la fortaleza mantuvo acantonada una guarnición. Su vida estuvo constelada de recepciones grandiosas cuando tenían lugar las llegadas de los nuevos gobernadores, entre los que se contaba al conde de Tréville, capitán de los mosqueteros de Luis XIII de Francia, y el mariscal de Ségur, ministro de Luis XVI de Francia. A mediados del siglo XIX, el castillo de Foix fue declarado Monumento histórico por el Gobierno francés. En ese mismo siglo, el castillo fue objeto de una intensa restauración, que pretendía recuperar su estilo medieval (Información extraída de la wikipedia).




















Ubicación geográfica


Visita: 05/06/2014

6 comentarios :

  1. La verdad es que es un castillo bastante impresionante, con una apariencia puramente medieval, y que domina un paisaje precioso. ¡Además de ser grande! Nosotros llegamos como una hora antes de que cerrase a visitantes y tuvimos que hacer el recorrido de manera rápida, así que nos dejamos alguna de las torres por ver, aunque sí recuerdo estancias como de las que has incluido fotos de interiores. Lo dicho, un castillo realmente bonito.

    ¡Menuda foto-guía más interesante que te está quedando del País Cátaro! :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué lástima que sólo pudieras dedicarle una hora! Es que los franceses hacen unos horarios... A nosotros nos cuesta cuadrar las visitas porque cierran muy temprano. Y ya está bien que sea así; creo que la vida que llevan en Francia es mucho más relajada.

    Es una visita que vale mucho la pena, sí. Lo tienen bien conservado y museizado. ¡Me alegro de que te guste mi guía! Ya queda muy poco para acabar con las imágenes del viaje :)

    ResponderEliminar
  3. Vaya recorrido por los castillos del sur de Francia que te estás pegando Beldz, ¡qué envidia! :)

    Me ha gustado mucho, se ve bastante impresionante. Me había asustado esa tubería en la primera foto, pero luego todo lo que sale pinta bastante bien, muy bien conservado y con unas vistas muy bonitas.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Raist, ¡y lo que me queda por ver aún del sur de Francia! Hay tantas cosas maravillosas allí... No sé cuándo volveré, pero ese viaje de tres días valió mucho la pena. Soñaba con visitar todos estos sitios.

    ResponderEliminar
  5. Es un castillo maravillosamente bien conservado y te puedes hacer una idea bastante clara de cómo se podia vivir allí... Especialmente el dormitorio principal me causó mucha impresión. Las torres espectacularres las tres y me encantó que fuesen las tres distintas entre ellas. Excelentes fotografias, Beldz... Me siento transportada... casi que siento ese precioso empedrado bajo mis pies

    ResponderEliminar
  6. A diferencia del castillo de Montségur, éste sí que estaba bien conservado. Tanto el castillo como las vistas son espléndidas. Me encantó que en una de las torres hubiera un pequeño museo, así la visita era más amena e instructiva. La verdad es que estoy especialmente contenta con esas fotos; algunas creo que me quedaron muy bien. Además, me pongo contenta cuando las veo :)

    ResponderEliminar