Bienvenidos a Peregrinus, un espacio en el que encontrarse con el arte a través de hermosas fotografías. Todas las imágenes han sido tomadas por mí. Salgo de excursión siempre que puedo, visitando castillos, fortalezas, monasterios, palacios y museos, los lugares que más me gustan. Espero que este pequeño rincón os haga pasar un rato agradable. ¡Muchas gracias por vuestra visita!


Museu Arxiu Tomàs Balvey

Tomàs Balvey i Bas (1865-1954), hijo, nieto y biznieto de una larga nisaga de boticarios documentada desde el siglo XVII, comenzó a trabajar en la farmacia con quince años, tras el fallecimiento de su padre. Dedicó su vida a su oficio y a la mejora de las condiciones de salud de los habitantes de Cardedeu, además de involucrarse activamente en el desarrollo de la cultura y la recuperación de la historia local. 

Las colecciones del Museu Arxiu Tomàs Balvey son consecuencia del espíritu archivístico y museístico propio del siglo XIX, que les confiere una gran heterogeneidad, a medio camino entre los gabinetes de curiosidades de época romántica y los museos de etnología más modernos, que atestiguan el interés y la personalidad de su creador, Tomàs Balvey i Bas. El museo conserva un variado fondo histórico, etnográfico y artístico, relativo a la historia de Cardedeu. Su pieza más relevante es el conjunto de la farmacia Balvey, datada en 1780 y formada por el mobiliario original y por la colección de albarelos y útiles destinados a la elaboración y la conservación de pócimas y medicamentos. De la sección histórica y del archivo cabe remarcar la importancia del fondo bibliográfico, destacando el conjunto de pergaminos de los siglos X a XIV. La parte etnográfica reúne una recopilación de indumentaria y de ornamentos personales (siglos XIX y XX), una colección de abanicos, otra de objetos decorativos y de vida cotidiana, una de utensilios y oficios tradicionales: botero, zapatero, labrador, alpargatero, planchadora, alfarero…, así como una profusa muestra de cerámica catalana de los siglos XVI al XIX.










Ubicación geográfica


Visita: 22/02/2014

0 comentarios :

El castillo de Santa Florentina

El castillo de Santa Florentina es un antiguo edificio medieval del siglo XI situado en Canet de Mar (Maresme), y está edificado sobre la planta de una antigua fortificación romana. Guadimir de Canet fue su primer propietario. En el siglo XVI pasó a manos de Dimas Muntaner, cuya familia lo regentó hasta el cambio de propiedad a favor de la familia Capmany, propietarios del castillo en la actualidad. En 1910 fue ampliado y reformado por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner. Su fachada contiene unas gárgolas realizadas por el escultor Carles Flotats i Galtés (Texto extraído de la wikipedia. Para más información, consultad la página oficial del castillo).

























Ubicación geográfica


Visita: 15/02/2014

4 comentarios :

Eus, un pueblo pintoresco

Eus está considerado uno de los pueblos más soleados de Francia y se enorgullece de figurar en la lista de los pueblos más bellos del país. Colgado de una colina granítica, entre el valle del Conflent y el monte Canigó, en plenos Pirineos Orientales, Eus merece una escapada. No solo por las vistas que ofrece del paisaje circundante, sino también por sus preciosas callejuelas en cuesta pavimentadas con guijarros. En lo alto del pueblo, sobre el emplazamiento del antiguo castillo, se levanta la imponente iglesia de San Vicente (siglo XVIII). Información extraída de France Voyage.









Ubicación geográfica


Visita: 18/01/2014

4 comentarios :

Forteresse de Salses

La fortaleza de Salses se ubica a 15 km de Perpignan. Es mencionada por primera vez en un documento del año 1047, perteneciendo por entonces a los condes del Rosellón. Pero Alfonso I de Aragón, que había heredado el condado del Rosellón y, por tanto, el castillo de Salses, encargó al abad de Lagrasse la fundación, en el lugar ocupado por la antigua villa de Salses, de un nuevo pueblo, al que concedería franquicias y privilegios. En 1285 resistió heroicamente, pero en vano, a los cruzados de Felipe III de Francia durante la Cruzada albigense contra los cátaros. Para la actual fortaleza, construida entre 1497 y 1503, el constructor castellano Ramírez se inspiró en la tradición de los castillos de Castilla, incorporando todos los avances respecto de la artillería de la época, lo que se traduce en el hundimiento en el suelo y en el uso de baluartes capaces de resistir la tecnología artillera de principios del siglo XVI. El plano es rectangular, de 115 x 90 metros, repartido en tres espacios concéntricos y protegido por un foso de 15 metros de anchura y 7 de profundidad.

En el interior del recinto hay una plaza de armas, la casa del gobernador, la capilla (consagrada a San Sebastián, austera, con frontón y pilastras en el altar), la prisión, las cuadras y el palacio real. La construcción del nuevo castillo fue ordenada por Fernando el Católico para reforzar la frontera de Cataluña frente al reino de Francia. Anteriormente, en 1496, el antiguo castillo y la villa habían sido arrasados y saqueados por tropas francesas al mando del mariscal de Saint-André. Las obras finalizaron en 1505, pero durante el reinado de Carlos V, en que se convirtió en un punto clave en los constantes enfrentamientos militares con Francia, se le dotó de nuevas e importantes defensas.

Durante la guerra de los Treinta Años, la guarnición se rindió en junio de 1639 al ejército de Luis XIII de Francia. A finales de ese año, entre septiembre y enero de 1640, el virrey de Cataluña, conde de Santa Coloma, logró que se rindiera la guarnición francesa que mandaba el gobernador Espenan. A pesar del éxito logrado con la operación, ello no impidió la ruptura definitiva entre los catalanes y Felipe IV de España, que desembocó pocos meses después (1640) en la Guerra de los Segadores. Los franceses asediaron nuevamente el castillo, y en 1642 consiguieron definitivamente el control de la fortaleza. Con el tratado de los Pirineos (1659), por el que se pone fin a la guerra entre Francia y España, se aleja la frontera francoespañola unos 50 km al sur, perdiendo gran parte de su importancia militar. Sin embargo, el mariscal Vauban, que inicialmente quería destruirlo por su posición al pie de la montaña, lo conservó y mejoró. Posteriormente, fue transformado en polvorín y, durante la Guerra Civil española, fue utilizado como refugio (Información extraída de la wikipedia).















Plano


Ubicación geográfica


Visita: 19/01/2014

4 comentarios :