Bienvenidos a Peregrinus, un espacio en el que encontrarse con el arte a través de hermosas fotografías. Todas las imágenes han sido tomadas por mí. Salgo de excursión siempre que puedo, visitando castillos, fortalezas, monasterios, palacios y museos, los lugares que más me gustan. Espero que este pequeño rincón os haga pasar un rato agradable. ¡Muchas gracias por vuestra visita!


Toulouse: Convento de los Jacobinos

El Convento de los Jacobinos es un antiguo convento de la orden dominicana que se encuentra en el centro urbano de la ciudad francesa de Toulouse, a medio camino entre el Capitole y el río Garona. Está construido totalmente con ladrillos rojos, y constituye uno de los mejores exponentes de arquitectura languedociana. El edificio se organiza alrededor de un gran claustro, adornado con elegantes columnas de mármol y capiteles con motivos florales y animales. En torno al mismo se distinguen la sala capitular, la sacristía, la capilla de San Antonin (decorada con pinturas murales del siglo XIV) y el gran refectorio, sede habitual de exposiciones municipales.

La iglesia fue construida en cuatro etapas a partir de 1230, que se prolongarían a lo largo de los siglos XIII y XIV. Fue durante la tercera cuando se acometió la construcción de la bóveda de 22 metros de altura, soportada por una columna estrellada de once brazos conocida como La Palmera. El convento se vio gravemente afectado durante la Revolución francesa. En tiempos de Napoleón la iglesia fue confiada a los militares que establecieron en ella un cuartel de caballería y vertieron en su interior más de 5000 metros cúbicos de tierra para elevar el nivel del suelo. No fue hasta 1865 que el monumento dejó de ser posesión militar. El conjunto de los Jacobinos experimentó una larga restauración en el siglo pasado, comenzada en 1920 y terminada en 1972. Actualmente la iglesia ha recuperado su esplendor con una fachada exterior hecha íntegramente en ladrillo, símbolo de la ciudad de Toulouse (información extraída de la wikipedia).














Ubicación geográfica


Visita: 05/06/2014

4 comentarios :

En Albi: Catedral de Sainte-Cécile

Dedicada a Santa Cecilia, fue construida entre 1282 y 1390 en una región que, a comienzos del siglo XIV, había formado el epicentro de la herejía albigense. Aunque el rey de Francia y la iglesia católica triunfaron e impusieron su hegemonía sobre el Languedoc, el legado de violencia y recelos permaneció. Quizá por esta razón, Albi, a diferencia de otras catedrales francesas, fue concebida más como una fortaleza que como una iglesia, y no hay duda de que las ideas de defensa y desafío pesaron en la formulación de su idiosincrático diseño. Externamente, la catedral tiene algo de fortaleza y se sirve ampliamente del repertorio de la ingeniería militar. El profundo zócalo se eleva hasta un empinado talud o muro inclinado. Del zócalo parten las caras vistas de los contrafuertes, disimuladas como torrecillas semicirculares. Las ventanas son prudentemente estrechas y el parapeto amatacanado sobre ménsulas proporciona protección adicional (Información extraída de Cómo construir una catedral, de Malcolm Hislop).














Ubicación geográfica


Visita: 04/06/2014


6 comentarios :

Foix, un pueblo hereje

El castillo de Foix se encuentra emplazado en el centro de Foix, ciudad a la que domina desde una altura de unos 60 metros, en la cima de una roca calcárea. Aunque es un importante centro de atracción turística de la ciudad de Foix y del departamento del Ariège, es conocido por ser uno de los principales lugares asociados al catarismo. Según la documentación conservada, la existencia del castillo como tal se atestigua ya en el año 987. En 1034, el castillo se convierte en sede del condado de Foix, jugando un importante papel en la historia militar medieval. Durante los dos siglos siguientes, el castillo protege no sólo a los condes sino también a las personalidades inspiradoras de la resistencia occitana durante la Cruzada contra los cátaros, y el condado se convierte en refugio privilegiado de los cátaros perseguidos.

El castillo, que sufre varios asedios en su historia, entre ellos los de Simón IV de Montfort (en 1211 y 1212), siempre resistió los asaltos bélicos, y únicamente fue conquistado en una ocasión, en 1486, debido a una traición acontecida con ocasión de combates entre dos ramas de la familia condal de Foix. Desde el siglo XIV, los condes de Foix, entre ellos Gastón III Febus (1343-1391) fueron abandonando progresivamente el castillo, debido a su falta de confortabilidad, en provecho del Palacio de los gobernadores (el actual tribunal) de la ciudad de Pau, la capital del vizcondado de Bearn. Hasta la Revolución francesa, la fortaleza mantuvo acantonada una guarnición. Su vida estuvo constelada de recepciones grandiosas cuando tenían lugar las llegadas de los nuevos gobernadores, entre los que se contaba al conde de Tréville, capitán de los mosqueteros de Luis XIII de Francia, y el mariscal de Ségur, ministro de Luis XVI de Francia. A mediados del siglo XIX, el castillo de Foix fue declarado Monumento histórico por el Gobierno francés. En ese mismo siglo, el castillo fue objeto de una intensa restauración, que pretendía recuperar su estilo medieval (Información extraída de la wikipedia).




















Ubicación geográfica


Visita: 05/06/2014

6 comentarios :